La respuesta de proteínas de fase aguda forma parte de los mecanismos de defensa innatos. Cuando el animal se ve afectado por procesos infecciosos, heridas, lesiones o situaciones que le causan estrés, se desencadenan importantes cambios fisiológicos endocrinos y metabólicos que en su conjunto se denominan respuesta de fase aguda. La concentración de algunas proteínas del suero sanguíneo se modifica de forma sustancial: son las llamadas proteínas de fase aguda (PFA). Existen diferentes tipos de PFA en función de la magnitud del cambio de concentración que experimentan. Además el patrón de PFA depende de la especie.

Las PFA desempeñan diferentes funciones que se consideran importantes para superar el periodo que sigue a la agresión, desde funciones defensivas (lucha contra los patógenos, neutralización de moléculas o sustancias dañinas), a funciones reguladoras. Su interés desde el punto de vista diagnóstico radica en su capacidad de detectar todo tipo de procesos inflamatorios, por lo que pueden utilizarse como marcadores de salud y bienestar animal.

 

Proteínas de fase aguda en diferentes especies

 Principales
(aumento > 10 veces)
Moderadas
(aumento 2-5 veces)
Negativas
(disminución)
Cerdo CRP, SAA
pig-MAP/ITIH4
Haptoglobina
Ceruloplasmina Albúmina
ApoA-I
Bovino Haptoglobina
SAA, ITIH4
α1-glicoproteína ácida Albúmina
ApoA-I
Perro CRP, SAA Haptoglobina, ITIH4,
α1-glicoproteína ácida
Albúmina

CRP: proteína C-reactiva, SAA: Amiloide Sérico A, MAP: Major Acute phase protein,
ITIH4: cadena pesada 4 de la familia del inhibidor de tripsina inter-alpha.

La Respuesta de Fase Aguda

Principales mecanismos que se desencadenan durante la respuesta de fase aguda. La respuesta de fase aguda está regulada por las citoquinas pro-inflamatorias, que actúan como mensajeros entre la zona afectada y los diferentes órganos que participan en la respuesta.

 

Proteínas de fase aguda en el cerdo

Acuvet porcino

Proteínas de fase aguda en producción porcina

Mediante un único análisis la determinación de las PFA proporciona una visión general sobre el estado de salud y bienestar animal en la granja. Las PFA pueden utilizarse en la detección de situaciones de estrés o enfermedades subclínicas que comprometen el bienestar animal y afectan a los rendimientos productivos.

Aplicaciones de las PFA en la granja

  • Detección de situaciones de estrés o enfermedades subclínicas
  • Medida de la eficiencia del sistema productivo
  • Evaluar el estado sanitario de las granjas o animales
  • Incorporación en sistemas de calidad integral

 

Granja

 

Proteínas de fase aguda en pruebas de experimentación

La determinación de PFA resulta útil en pruebas experimentales encaminadas a la evaluación de fármacos u otros productos relacionados con la salud y el bienestar animal, y que afecten a la respuesta inflamatoria (antibióticos, vacunas, antiinflamatorios, probióticos, aditivos de la dieta con efectos antiinflamatorios, etc).

Además de permitir una comparación objetiva entre grupos experimentales, la determinación de los niveles de PFA antes de la prueba es fundamental para descartar la presencia de procesos inflamatorios previos que pudieran afectar o distorsionar los resultados obtenidos. Además los niveles de PFA pueden utilizarse como criterio de punto final para evitar un sufrimiento innecesario de los animales.

Aplicaciones de las PFA en
pruebas de experimentación animal

  • Cuantificación de la respuesta inflamatoria en estudios para la evaluación de fármacos
  • Pruebas de campo para la evaluación de sistemas de cría o productos relacionados con la salud y el bienestar animal
  • Detección de inflamación sistémica en estudios toxicológicos (ensayos preclínicos)
  • Normalización de las pruebas con animales de experimentación para evitar repeticiones innecesarias (detección de procesos inflamatorios previos a la prueba)
  • Criterio de punto final para evitar un sufrimiento innecesario de los animales

 

Proteínas de fase aguda en el perro

Acuvet canino

Proteína C-reactiva en el perro

Al igual que en la especie humana, La proteína C-reactiva canina se encuentra presente en el suero en muy baja concentración (unos ug/mL) y se eleva de forma rápida tras el estímulo inflamatorio. La CRP se utiliza en el diagnóstico y seguimiento de enfermedades inflamatorias o infecciosas. Los niveles de CRP tienen valor pronóstico puesto que están asociados con la evolución de la enfermedad. Su descenso indica recuperación, mientras que si permanecen elevados son un reflejo de que el proceso inflamatorio no se resuelve adecuadamente. La determinación de CRP resulta muy útil para evaluar la eficacia de los tratamientos, o para detectar complicaciones durante el post-operatorio.

La rápida respuesta de la CRP canina a los estímulos inflamatorios y su relativamente corta vida, la convierte en un test útil para determinar la situación clínica del animal en el momento de la toma de muestra. La sensibilidad de este análisis para la detección de procesos inflamatorios es superior a la que proporcionan otros parámetros inespecíficos de inflamación como el ratio albúmina/globulina o el recuento de leucocitos. Además las PFA pueden utilizarse para detectar inflamación en animales en los que la médula ósea no puede responder al estímulo inflamatorio, como en casos de tratamientos con quimioterapia y leucemia.

Aplicaciones de la CRP en la clínica

  • Diagnóstico y seguimiento de enfermedades inflamatorias e infecciosas
  • Evaluar la eficacia de los tratamientos antibióticos
  • Seguimiento post-operatorio (detección de complicaciones)

Proteína perro

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Para conocer más sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlas ver: Política de Privacidad.

  Aceptar cookies de este sitio. Estoy de acuerdo